El Shofar de Judá
Contáctenos al (760) 573-3437

"Un lugar para cada creyente y cada creyente en su lugar"


ADMINISTRADORES DEL REINO

Pastor E. Aviles - San Marcos, CA.


1 Pedro 4:10 (Reina-Valera 1960) CADA UNO según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

1 Pedro 4:10 (Nueva Versión Internacional) CADA UNO ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios en sus diversas formas.

¿Cómo se define la administración?

 


El estudio secular lo define de esta manera: La administración es el órgano encargado de hacer que los resultados sean productivos. La administración posee características universales (que pueden ser aplicables en todo tiempo y en cualquier lugar). Posee además los elementos necesarios para un final exitoso teniendo como base, la eficiencia, eficacia, productividad, coordinación de recursos y objetivos.

La administración se define como el proceso de diseñar y mantener un ambiente en el que las personas trabajando en equipo alcancen con eficiencia las metas establecidas. 

DIFINICIONES DEL VERBO ADMINISTRAR.

1. Dirigir o presidir una institución. 2. Gobernar, ejercer la autoridad o el mando sobre un territorio y sobre las personas que lo habitan. 3. Ordenar, disponer, organizar, en especial la hacienda o los bienes. 4. Desempeñar o ejercer un cargo, oficio o dignidad. 5. Suministrar, proporcionar o distribuir algo. 6. Graduar o dosificar el uso de algo, para obtener mayor rendimiento de ello o para que produzca mejor efecto o mejores resultados.

        En el estudio de la ADMINISTRACIÓN, encontramos cosas que necesitamos casi todos los días en el desempeño de nuestro ministerio. Bien podríamos hacer una clase completa para cada uno de las siguientes 20 áreas: 1- Organización. 2- Planeación. 3- Misión. 4- Visión. 5- Dirección. 6- Gobierno, Autoridad, Control y Disciplina. 7- Éticas administrativas. 8- Procesos administrativos. 9- Propósitos. 10- Toma de decisiones. 11- Funciones. 12- Principios. 13- Objetivos. 14- Estrategias. 15- Delegación (A quien y como delegar tareas especificas). 16- Estructuras. 17- Responsabilidad. 18- Herramientas necesarias. 19- Campos o áreas de acción. 20- Especialización.

PRINCIPIOS GENERALES DE LA ADMINISTRACIÓN SECULAR SEGÚN HENRY FAYOL

Henry Fayol nació en Francia en 1841, y murió en 1925. Es el autor más distinguido en el campo de la administración. Los 14 principios de Henry Fayol:

División del Trabajo: el cual tiene por objeto "producir más y mejor con el mismo esfuerzo" y tiene como consecuencia, la especialización de las funciones y la separación de poderes.

Autoridad: estos es, el derecho a mandar y poder de hacerse obedecer.  Es un hecho que la ausencia de autoridad no permite el avance apropiado de ninguna empresa.

Disciplina: la define como "la obediencia, la asiduidad, la actividad, la conducta, los signos exteriores de respeto". Señala como los medios de establecerla y mantenerla: a) los buenos jefes en todos los grados; b) las convenciones las más claras y equitativas que sea posible y c) las sanciones penales juiciosamente aplicadas.

Unidad de Mando: "para una acción cualquiera un persona no debe recibir órdenes más que de un solo líder superior". Considera la dualidad de mando como fuente de perpetuo conflicto.

Unidad de Decisión: estos es "un solo programa para un conjunto de operaciones que tiendan al mismo objeto". Fayol advierte que no debe confundirse este principio con el anterior, ya que la unidad de mando se refiere al funcionamiento del personal y la unidad de dirección al cuerpo social de la empresa.

Subordinación del Interés Particular al interés General. Se refiere a que en una institución el interés de una persona, grupo o departamento no debe estar en por encima o en contra del interés de la empresa o la causa.

Remuneración (Retribución o recompensa) del personal. Señala "que la remuneración debe ser equitativa, y en la medida de lo posible dar satisfacción a la vez, al personal y a la empresa, al patrono y al empleado.

Centralización: Considera este principio como de orden natural, ya que en todo organismo "del cerebro o de la dirección deben partir las órdenes que ponen en movimiento todas las partes del organismo"

Jerarquía: "Es la serie de lideres que va desde la autoridad suprema hasta los miembros mas pequeños". La jerarquía no debe violarse, salvo los casos excepcionales en que se hace necesario el contacto directo para el éxito de una operación, siempre con la autorización de los líderes directos.

Orden: Fayol distingue el orden, aplicando la popular fórmula de "un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar", y el orden social, para el cual es preciso que haya "un lugar para cada miembro y que cada miembro esté en el lugar asignado".

Equidad: Para Fayol es la combinación de la “benevolencia con la justicia".

Estabilidad del Personal: el autor destaca la importancia en la permanencia del personal, principalmente el de los puestos directivos, para la buena marcha de la empresa.

Iniciativa: establece que debe fomentarse la iniciativa de los empleados o miembros. Fayol considera superior al líder que sabe estimular iniciativa.

Unión del personal: considera que para aplicar efectivamente este principio, se hace necesario la unidad de mando, evitando el peligro de la división, ya que esto acarrea perjuicio para la empresa. Estima que la armonía y la unión del personal es uno de los aspectos más importantes de toda institución.

¿No le parece curioso que TODOS estos principios de administración están plenamente identificados en la Biblia? Deberíamos por tanto a causa del tiempo ser maestros en los campos de administración.

En la Biblia encontramos a hombres que se destacaron y fueron diestros en tareas administrativas. Vea por ejemplo el caso de José en Egipto. 400 años después vemos salir a Moisés con una multitud inmensa. Daniel en los reinos de Babilonia, Medos y Persas. Sin olvidarnos del tremendo Jacob como administrador de las ovejas de su suegro Labán. Pero más que todos ellos, el ejemplo supremo lo tenemos en Nuestro Señor Jesucristo. A este último los estudiosos de la administración secular lo tienen como un experto en relaciones humanas, en la unidad de mando, los reglamentos y la distribución. Pero lo que ellos ignoran es que no solo es eso, es también Dios sobre Todas las cosas, bendito por lo siglos, Amen. (Romanos, 9:5).

Veamos algunos principios de administración a la luz de la Palabra del Señor.

1.- ORGANIZACIÓN: Es una UNIDAD o agrupación de personas constituidas esencialmente par alcanzar objetivos específicos. La organización se construye con planeación, con el propósito de conseguir determinados objetivos.

A) Dios organizó a Su pueblo al Salir de Egipto con un propósito: llevarlos a su destino que tenia preparado para ellos) Deuteronomio 32:6  (RVA) “El te hizo y te ha ORGANIZADO”

B) Marcos, 6:39 Y les mandó que hiciesen recostar a todos por grupos sobre la hierba verde.  40 Y se recostaron por grupos, de ciento en ciento, y de cincuenta en cincuenta.

C) Lucas, 9:13 Dijo: Dadles vosotros de comer. Y dijeron ellos: No tenemos más que cinco panes y dos pescados, a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta multitud. 14 Y eran como cinco mil hombres. Entonces dijo a sus discípulos: Hacedlos sentar en grupos, de cincuenta en cincuenta. 15 Así lo hicieron, haciéndolos sentar a todos.

Todo las instrucciones dadas por el Señor en las escrituras antes mencionadas implican organización.

D) 1-Timoteo. 5:21 21 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, y de sus ángeles escogidos, que guardes estas cosas sin prejuicios, no haciendo nada con parcialidad. ¿Cuáles cosas? Las cosas que tienen que ver con la organización de una congregación donde cada persona debe de estar en la lista o en lugar que le corresponde.

Ahora entiendo mejor aquella acertada frase que tanto me mencionaban en la escuela: “El que NO organiza, Agoniza”. ¿Como se la vive usted? ¿organizando o agonizando?

2.- PLANEACIÓN: La planeación es la primera función administrativa porque sirve de base a las demás funciones. Determina por anticipado cuales son los objetivos que deben cumplirse y que debe hacerse para alcanzarlos. Determina donde se pretende llegar, que se debe hacer, como, cuando y en que orden. La planeación es una técnica para eliminar la incertidumbre y dar más consistencia al desarrollo de las empresas y los proyectos. Planear hacia el futuro es la clave de la función administrativa para enfrentar el cambio con ciertos propósitos y de manera positiva.

Un administrador que carece o desestima la planeación siempre vivirá en la tediosa rutina y en incertidumbre de su función como administrador. ¡Tal vez mañana ya no lo sea!

A) Lucas 14:28 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? Lucas 14:31 ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil?

Amado hermano, un día el Señor nos pedirá cuentas de nuestra mayordomía (de nuestra administración). Lo opuesto a un buen administrador es DISIPADOR. Y es aquel que malgasta los recursos y que eventualmente se queda SIN NADA.