El Shofar de Judá
Contáctenos al (760) 573-3437

"Un lugar para cada creyente y cada creyente en su lugar"


Confrontando los hechos sobre el Bautismo

Obispo Samuel Smith, Evansville Indiana.


"Solos los hechos por favor, nada mas que los hechos”. Es la conocida expresión de alguien que quiere ir hasta al fondo de algún problema. Muy seguido tenemos que meternos profundamente para tomar solo la verdad de los hechos, cuando la pregunta involucra la Salvación que habla la Biblia, la verdad debe ser nuestra meta, y en este caso los “Hechos” toman la autoridad sobre la “tradición” y la “supertición”.

Los hechos históricos confirman que el el cristianismo del principio entendió plenamente la doctrina del Bautismo en agua relativo a  el Nombre del Señor Jesús. Son varias los libros donde encontramos lo que la Biblia nos dice en cuanto a los seguidores de nuestro Señor Jesucristo.

Nota: El Nombre siempre a sido una Antigua identificación de una persona. En la antigüedad cuando alguien hacía un pago, siempre lo hacía haciendo referencia al Nombre de la persona a la que se le debía. Por lo tanto en el caso que nos ocupa, una persona que es bautizada en el Nombre de Jesucristo, viene a ser propiedad exclusive de ese Nombre que se invoca en su Bautismo.

Bishop Samuel Smith

 AWCF Chairman


Otra fuente de información que nos habla algo de este importante tema es la Encyclopedia Shaff-Herzog de Conocimiento Religioso, en el volumen I, página 435 de la edición de 1996 dice: “En el Nuevo Testamento solo se conoce el Bautismo en el Nombre del Señor Jesús.”

En el Diccionario Bíblico Hasting en su página 88 dice: “Debe de ponerse en conocimiento que los tres títulos (Padre, Hijo y Espíritu Santo) mencionados en San Mateo 28:19, no parecen haber sido usados en el bautismo de la Iglesia primitiva, en su lugar usaron las palabras: En el Nombre de Jesucristo  o En el Nombre del Señor Jesús. –Sigue diciendo el diccionario-: La Iglesia Primitiva supo que el Nombre del Hijo es Jesús, (Mat. 1:21). Ellos enten-dieron que El Hijo vino en el Nombre del Padre (Jn. 5:43). También entendieron que el Espíritu Santo no era otro que el mismo Espíritu de Cristo que vendría en el Nombre del Señor Jesús. (Jn. 14:26).”

La Encyclopedia Bíblica Faussets en su pagina 359 dice: “El Nombre de Jesús significa la Salvación del Señor”.

Todas la referencias antes mencionadas concuerdan con la ordenanza que mencionó el apóstol Pedro en el día del Pentecostés cuando la gente preguntó: ¿que debemos hacer o que haremos? Pedro les respondió diciendo: arrepentios y Bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para el Perdón de sus pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo (Hec. 2:38); Pedro continuó:  “Por que para vosotros es la promesa y para vuestros hijos, y para los que están lejos y a todos los que nuestro Dios llamare. (Hec. 2:39)

Los hechos históricos demuestran que la Iglesia primitiva obedeció el mandamiento en relación al Bautismo en agua que el apóstol Pedro mencionó. De esta manera hoy en día el bautismo en el Nombre de Jesucristo no puede ser negado ni puesto en tela de juicio. “Por que en ningún otro (Nombre) hay salvación, por que NO HAY otro Nombre debajo del cielo dado a los hombres en la que podamos ser salvos” (Hec. 4;12)

El apóstol Pablo corrobora diciendo: “Y TODO lo que hagáis sea de hecho o de sea de palabra, hacedlo TODO EN EL NOMBRE DEL SEÑOR JESUS. (Col. 5:17)

Se cumple de esta manera lo que el Señor dijo: “todo el que creyere y fuere bautizado será salvo” (Mr. 16:16)

Los hechos bíblicos e históricos mencionados en este artículo están puestos para consideración de cada lector. Esperando le sean de provecho y de bendición. Sin importar la lealtad de algunos hacia una “Tradición” debemos de comprometernos ante Dios, ante el hecho que El se merece por parte de nosotros en obedecer a su Santa Palabra.

“Ahora pues por que te detienes? Levántate, Bautízate, lava tus pecados INVOCANDO SU NOMBRE….” (Hec; 22:22)